Fotografía Industrial | Arte en la Industria del Hierro

Fotografía Industrial | Arte en la Industria del Hierro

ACMedia puede aportar Arte en la Industria, en este ejemplo tomamos a una empresa de conformado de hierro y subproductos. Todo un reto fotográfico.

Lila, un corto muy recomendable

Lila, un corto muy recomendable

Cada vez paso más tiempo en Vimeo que en la televisión. Y buena culpa de ello lo tienen vídeos como este de Carlos Lascano, Lila.

«LILA» from Carlos Lascano on Vimeo.

Una chica a la que le gusta dibujar pronto descubre que sus dibujos son especiales y producen efectos beneficiosos en las personas. Una idea cándida llevada a la pantalla con una dulzura y una música inusual. Todo en el vídeo juega su papel para transmitir al espectador la belleza de Lila, su timidez, y su bondad. Como digo, la música es especial. Los colores pasteles, la ropa, los encuadres escogidos que ayudan a narrar la historia. Lila es un caramelo que casi se siente en el paladar.

«CONTENT CURATOR» AL MARGEN DE LILA

En mi Blog tengo una categoría llamada «Selección de Vídeos Web» dónde los vídeos que me interesan o me han impactado por cualquier motivo digno de mención, los extraigo de la ingente producción de vídeos de Internet para su disfrute más sosegado, y volver a ellos cuando pase el tiempo. O para evitar que los mejores vídeos desaparezcan en la masa de contenidos web.

Esto me hace pensar que sin proponérmelo me voy convirtiendo en un «Content Curator», nueva disciplina de Internet que consiste en seleccionar contenidos y filtrarlos por algún motivo, empresarial o personal.

Muchos, pero muchos en Internet de alguna manera hacen esto. De hecho, algunas plataforma lo hacen de forma automática, o aplicando filtros de palabras o hastach, como los periódicos «curados» de Paper.ly, y otros servicios semejantes.

Y todo esto me lleva a una reflexión.

“Es fundamental producir buenos contenidos, no solo para que sean compartidos, sino también para que sean “curados” o seleccionados. Y luego vendrá la clasificación de los mejores “Content Curator”, los que filtran los más buenos e interesantes contenidos” 

Tertulia sobre la configuración básica de las Cámaras Fotográficas

El Grupo Pixel de Zaragoza me invitó a presidir una charla sobre la configuración básica de las cámaras fotográficas. Gracias a Miguel conocí a otras personas apasionadas por la Fotografía, esa pseudociencia enigmática que captura la realidad para digitalizar momentos que no se volverán a repetir. Claro. La Fotografía.

La charla se apoyaría en uno de los muchos vídeos que hay en Youtube del afamado fotógrafo José Benito Ruiz, exactamente aquel que habla sobre la configuración básica de la cámara según su propia experiencia. Y ahí nació el debate sobre cómo es mejor o no la configuración de las cámaras digitales.

Primero. Comparto mi opinión al respecto.

Cómo configurar la Cámara

Todos estamos de acuerdo en que hay dos configuraciones a tener en cuenta: la configuración objetiva, estática, la que rara vez se vuelva a tocar, y la configuración subjetiva de la cámara. Subjetiva porque según el fotógrafo será de una manera u otra, claro está, según su creatividad y lo que espera conseguir de la sesión.

Se puede hacer una configuración objetiva óptima leyendo el manual del fabricante, pero a medida que te familiarices con la cámara algunos de esos parámetros cambiarán según tus gustos y experiencia. Por ejemplo, configurar el paso de diafragma a 1/3 ó 1/2, permitir toda la escala ISO de la cámara o quedarte con las más comunes, etc.

En la configuración subjetiva se encuentran las variables que afectan a una fotografía, su calidad o expresión artística, como la profundidad de campo, el tiempo de exposición, la sensibilidad ISO, y otras configuraciones preestablecidas o la configuración Manual, en el dial de la cámara.

Mi grano de arena empieza aquí

Las cámaras analógicas eran completamente manuales. Es decir, para hacer buenas fotos había que conocer muy bien qué se estaba tocando en la configuración de la cámara para que al final la fotografía fuese buena. Como principio. Porque luego una parte importante del resultado final estaba en el laboratorio químico. Como final.

Luego llegaron las cámaras digitales, y entre todas las opciones posibles, generalmente han mantenido la opción Manual en que el fotógrafo decide al 100% todos los parámetros de la foto. Es decir, profundidad de campo, ISO, tiempo de exposición, temperatura de color, y la tan rara y escurridiza sensor de medición de la luz.

A partir de aquí, cualquier otra configuración siempre tendrá un porciento de automatismo que decide la cámara. Y esto es un problema filosófico para los más eruditos. ¿Es mejor o peor una foto porque se haya tomado con cierto automatismo de la cámara? ¿Soy menos o peor fotógrafo porque no hago fotos en Manual?

Lo que yo pienso es que el resultado final de la fotografía depende del concepto artístico del fotógrafo, lo que quiere transmitir, y el valor que aprecie quién mire la foto. Está claro que hay unas fronteras mínimas o insalvables dónde los que saben reglas de composición y diseño de la luz en la foto, aprecian poca profesionalidad, calidad, o espectacularidad.

En el fondo, una buena foto es una foto buena porque dice algo. Así de sencillo. Después de decir algo, miramos la parte técnica de la foto y si pudo ser mejorable o no. Si existiese un atisbo de mejora entonces la foto no es perfecta. Y hay que seguir intentándolo.

Sobre la comprensión técnica de las Cámaras Digitales

Uno de los pilares de la fotografía digital de hoy es la facilidad impresionante para hacer buenas fotos con el mínimo de conocimientos técnicos. ¿Por qué? Por que las cámaras digitales son automáticas, o tienen programas semiautomáticos para la mayoría de las situaciones fotográficas. ¿Esto es bueno o malo en la Fotografía?

Lo primero. Para los fabricantes de cámara es perfecto. Mientras más gente crea que puede hacer buenas fotos (y las pueden hacer) más cámaras venderán. De hecho, ¿cuántas buenas cámaras no han quedado abandonadas en un cajón, por aburrimiento o incomprensión? Muchas.

Esto último es válido también para los móviles. De otra manera no se entiende la evolución espectacular de las prestaciones técnicas de las cámaras de los móviles. De hecho, para acercarse cada vez más a las réflex en calidad fotográfica, ya se fabrican lentes especiales para móviles, y otros atajos tecnológicos.

Lo segundo. En ciertas situaciones la cámara automática o semiautomática no responde bien para pretender hacer una foto buena (no digo perfecta), y es cuando se necesita echar mano a la configuración Manual.

Pero también se da el caso en muchos profesionales que, a pesar de los posibles automatismos que simplificarían la vida y agilizarían una sesión, prefieren siempre disparar en Manual, porque tienen plena confianza en la configuración Manual y comprenden lo que hacen. Y sospecho también porque entra en juego o en duda la profesionallidad.

Me preguntaban por mi método

Creo que soy un fotógrafo ecléctico. Todo me interesa en todo momento. Y por eso siempre llevo la cámara en AV (Prioridad a la Abertura) con ciertos parámetros, por agilidad. También porque pongo especial atención en la profundidad de campo (F) por esa obsesión de lograr la tercera dimensión desaparecida en una obvia foto 2D.

Eso no quita para que en ciertos momentos o cuando dispongo de tiempo suficiente configure todo en manual para lograr la Foto. Y en esos momentos, no hay otra forma de hacer una buena foto que en manual.

Para situaciones de velocidad y movimiento utilizo prioridad a la velocidad (TV) como era de esperar. Y cuando la cámara no entrega lo que busco paso a Manual. No utilizo ninguna otra configuración posible de la cámara. Ah, sí. Vídeo. Grabo mucho vídeo, algo interesante, porque la configuración objetiva de la cámara la tengo para Vídeo.

Sobre todas estas cuestiones hablamos en la charla con el Grupo Pixel, en un breve espacio de tiempo. Tan poco tiempo, que más bien diría todo lo que pude haber dicho, y no dije.

Fin de semana en Benasque, Río Ésera, y los LLanos del Hospital

Fin de semana en Benasque, Río Ésera, y los LLanos del Hospital

Los hijos todos van juntos al cole y nada como extender la escuela al fin de semana en una especie de  hermandad fraterna inviolable. El destino era el Campamento de Montañeros en Benasque, un pueblo entretenedor en el Pirineo aragonés, perfecto, bonito, diseñado para el turismo de montaña en cualquier época del año.

Los padres se unieron en un viaje sin precedentes más allá de la rutina y los escasos saludos en la puerta de entrada al cole. La montaña une. Y si no que lo cuente el burro mordedor que salió a nuestro paso y que hizo que saliésemos corriendo montaña arriba, colaborando.

El paseo por el río Ésera con el arcoíris al fondo, estampa impredecible. El camino por momentos desaparecido con las últimas lluvias y riadas, por lo que había que ingeniárselas para saltar sobre piedras lisas y minipuentes de papel.

Un tiempo de calor horrible, a destiempo, a deshora, cuando en Abril se supone que el fresquito ayuda a los paseos extenuantes por la nieve de los Llanos del Hospital, un poco más allá de Benasque, la última frontera con Francia. El calor y el polvo de África se mezcló lo suficiente para romper el inmaculado blanco de la nieve.

Los aludes nos perseguían cuando nuestros pasos enfundaban raquetas para la nieve. Una señal nos advirtió que al menos estábamos a 2 metros del suelo. O visto de otra forma, que podíamos tocar las copas de los pinos más jóvenes. Golpes húmedos. Culos fríos. Caídas necesarias en la nieve que sin ellas se corre el riesgo de ser tildado de mentiroso: ¡no esquiaste!, o que fuese aburrido esquiar, raquetear, montar en burro, aunque en los Llanos no había asnos, pero da igual. Lo importante fue, y ha sido siempre, que los padres y los niños intercambiaron papeles de afecto, amistad, y colaboración. También puedes ver más fotos de Benasque pueblo, sus casas, puertas y ventanas, en Portfolio Fotografía, Viajes!

Twitter y el I Foro Europeo de la Industria y el Emprendimiento

Twitter y el I Foro Europeo de la Industria y el Emprendimiento

Llegué contrarreloj. La campana ya había sonado. Y como en la película Terminator, puedo decir que se me trabó el tarjetero metálico en los arcos de seguridad antimetal. Pasé como dos veces, siempre sacando algo de la chaqueta que pitaba como si fuese yo un mago. Más de 1000 personas en un Evento Europeo no parece mucho. Pero todos reunidos en el magnífico Palacio de Congreso de Zaragoza se hacían notar. Es un edificio soberbio, restos útiles de verdad de la extinta Expo del Agua en Zaragoza en 2008.

Del Workshop Emprendimiento me quedo con la naturalidad de Carmen Yorno, directora de CYO Proyectos. Una emprendedora madura, con cierta edad, cuando los libros dicen que a partir de entonces no solo emprender es temeridad, sino que la vida misma parece un incienso en su ocaso. Pero ella continuó su camino y hoy se codea con Proyectos Aeronáuticos.

Por aquí escribí este Twuit:

#FEINE Me encanta la teoría de Carmen Yorno: ¡Hay que activar el botón de coger un camino u  otro!

Una buena ocasión para hacer notar que Twitter como herramienta de información es algo increíble. La inmediatez, la interacción con los otros tuiteros, la riqueza de la información compartida… Pero eso ya lo sabían.

En la primera pausa café hablaba con alguien que me decía que las charlas ponencias, los Workshops, habían sido entretenidos, o que no se habían hecho pesados, como dejando entrever que lo más normal era que fuesen aburridos. Contesté que hoy nada tiene porqué ser aburrido mientras exista Internet, Twitter, y exista la oportunidad de compartir información.

El solo hecho de compartir online y en directo en Twitter hace que se esté más atento a lo que dice el conferenciante, y no se hace aburrido. De paso la información se enriquece con la aportación de los otros tuiteros, una gigantesca conversación entre el ponente (que no sabe lo que se dice de sus palabras) y el resto de los tuiteros de la sala.

Un pequeño ejemplo. El Twitt de Carlos Borge sobre el argumentario quirúrgico de la Señora Carmen:

Carlos Borge @carlosborge67  ·  hace 12 h

#FEINE Cuánta razón tiene la Sra.Yorno, la mentalidad española es llegar a ser funcionario/a. Pero, la solución es hacerse emprendedor?

No sé cómo funciona lo de Trending Topic pero #FEINE se ha mantenido durante toda la jornada entre los 6 primeros puestos del top español. Y eso dice mucho del interés que ha generado este primer evento europeo de la industria y el emprendimiento.

Más tarde llegó el turno a la Innovación. Y se dijeron cosas como que la baja educación de una persona le impide innovar, y por tanto crecer. Algo que se comentó extensible a la sociedad española por un déficit de educación nueva y moderna.

El Señor Harris, de la empresa inglesa Orgalime, también dejó sobre la mesa puntos de vistas interesantes sobre el malabarismo de la educación digital en estos días.

Pausa Twitter. Oh lunch.

Viajaban los pinchos en bandejas brillantes sorteando gentes como bolos. Era cazar. Extender la mano y atrapar delicatesen en miniatura, pequeños placeres riquísimos cuyos nombres no recuerdo, ni pregunté. Cañas de cerveza y copas de vino. Círculos de personas alrededor de mesas circulares tangentes a la conversación. Palabras que iban y venían acerca de negocios, empresas, y cosas del día a día.

Fin de Lunch. Abre Twitter.

En la siguiente sesión me sorprendió el Señor Ureña presidente de Airbus Group España con su ponencia. Y por eso dije cosas como estas:

Parece increíble que la todopoderosa industria de aviación tenga dudas de viabilidad y eficacia por política europeas incompatibles.  #FEINE

#FEINE La aeronáutica a escena! Reafirmación de los valores de innovación, y los problemas de la burocracia europea!

Sí. La industria aeronáutica española se queja de la falta de flexibilidad en muchos ámbitos que le impiden competir en igualdad de condiciones con la industria de Estados Unidos, por ejemplo.

Aún faltaba mucho del Evento cuando salí por los arcos elíseos de la entrada, pitando, por problemas de agenda. O. Cómo utilizar una excusa para abandonar un recinto.

En cualquier caso fue una rica experiencia en todos los sentidos, no solo culinarios. Conocí a una Coach con la que espero un día no muy lejano colaborar, y a un señor que compra empresas. Curioso. ¿No?

El caso de la pizarra invertida, formación de tecnologías 2.0 por pueblos de Aragón

Ella se dedica a la formación de tecnologías 2.0 por los pueblos de Aragón. Una mujer de 40 años, preparada, lista, capaz de absorber información y transmitirla con la misma pasión que aprende. Madre también. Y como madre hace lo imposible por la educación de su hija. No educa para memorizar, sino para buscar conocimientos y transformarlos en ideas nuevas. Se puede decir que enseña una actitud ante el aprendizaje que permita luego hacer cualquier cosa por difícil que parezca.

En los pueblos de Aragón su hija se convierte en múltiples empresarios que buscan el Santo Grial de la eficiencia en los negocios, a través de internet y las nuevas tecnologías. Los empresarios buscan conocer aquello que les permita una mejor gestión de sus negocios, una diferenciación que pueda suponer la supervivencia o enterrar para siempre sus empresas familiares.

Mientras ella prepara su curso, ve pensando en estas observaciones . Un analfabeto tiene un lápiz y un papel. ¿Eso le convierte en alguien culto? Un neófito del cosmos tiene un cohete ruso para gravitar. ¿Eso le convierte en cosmonauta? ¿Puede considerarse que es alguien tecnológicamente preparado?

Ella entra al aula de una Asociación de Empresarios y lo primero que ve es una gran pizarra digital, moderna, cara, lo último de lo último en formación multitarea.

Un proyector encima de su cabeza dispara luz blanca contra la pizarra, nuevo, apenas un día de uso. Engancha el portátil al proyector por el cordón VGA como la tierna relación entre placenta y feto. Y el proyector renace.

Pero hay un problema. La imagen proyectada del magnífico proyector en la inmaculada pizarra está al revés. Windows ya no es lo que era. Eso pensó ella, pero en realidad la imagen del portátil era correcta, sólo que la proyección era inversa.

Aún con su experiencia formadora no tiene porqué conocer todos los menús de todos los proyectores de todos los pueblos de Aragón. Así que pide ayuda a los funcionarios o administradores de la Asociación de Empresarios. La solución dada fue invertir la pantalla del escritorio de Windows de su portátil. Radical. Además, recibió la advertencia de un posible ratón loco por el escritorio. Lógico.

Espera un momento. ¿Esto es real o lo estoy soñando? No. Es real. Dijo para sí misma mientras tomaba la decisión de investigar el menú del proyector para darle vuelta a la situación. Con la cabeza hacia abajo e invertida leía con dificultad el menú hasta encontrar la opción de invertir la imagen. Resuelto.

Y yo pregunto. ¿Cuánto dinero se ha invertido en tecnología avanzada por los pueblos de Aragón sin primero llevar a cabo una política de alfabetización digital? ¿Qué sentido tiene poner recursos punteros si luego la tecnología se aprovecha mal, o se echa perder, coge polvo, se llenan de virus, etc? Algo que habitualmente nuestra protagonista encuentra en Comarcas, Asociaciones, aulas diáfanas y equipadas, pero infrautilizadas.

Para mí es una preocupación real porque no se puede competir en un mundo globalizado sin un ápice de actualidad informática. No se puede pretender que un país avance y cree innovación, sino se aprovecha bien lo que hay y lo que la Administración pone a disposición, si no se está formado, si no se pone al mando a gente ávida de conocimiento y capaz.

Ella terminó su formación TIC para dinamizar y formar zonas rurales de Aragón con la misma pasión y fuerza con la que enseña a su hija. La anédocta de la imagen al revés del proyector, solucionada con la transformación del sistema operativo en un zombi invertido, quedaría en el baúl de sus experiencias raras, pero formadora, como todas las experiencias.

El sol calentaba tímidamente el coche congelado. Le esperaban 200 kilómetros para regresar a casa después de varios días de pueblo en pueblo, y rezaba por que la carretera estuviese seca, sin hielos. Le esperaba una niña en casa, y nuevas luchas.