Qué hacer con la Tecnología de Hoy

Qué hacer con la Tecnología de Hoy

Hace un tiempo ya que vengo experimentado cierta saturación de Redes Sociales, lo que, consciente o inconscientemente, hace que entre en períodos acotados de tiempo para interactuar. O lo que es lo mismo, me concentro en el trabajo, o me dedico a crear los contenidos que me gustan y en los que creo sin esperar por supuesto a un like, ni emojis, ni premio social traducido en Red.

Pero eso puedo hacerlo porque tuve una vida anterior ajena, por supuesto, de todo artefacto tecnológico.

Sin embargo, una cosa no quita a la otra. Producir contenidos y «notar» que la gente reaccione con espontaneidad en las Redes Sociales, naturalmente es la traducción digital de los aplausos en salas de teatro, la conversión digital de las caras de intriga y reconocimiento en los museos ante las obras de arte, o una expo fotográfica.

De alguna manera los niños de hoy, los adolescentes de hoy, no podrán sentir o comprender la importancia del reconocimiento en vivo y en directo ante lo que les guste. Para ellos, un emoji sería suficiente. Y aquí está el problema.

Algunos fundadores de las mejores tecnologías de hoy como Google, Facebook, Instagram y otras, se han unido en una plataforma que intenta combatir justo lo que ellos crearon.

Entre otras cosas advierten del peligro de una generación sombi, en palabras mías, que viene a decir justo aquello: «Los niños de hoy, incluyendo a mi hija, han perdido el norte en cuánto a reconocimiento social he interacción real con sus semejantes».

Y esto da para pensar y hablar largo y tendido.

 

Instagram anuncia que cambia su Timeline

Instagram anuncia que cambia su Timeline

Hasta ahora, las fotos de tu timeline en Instagram aparecían de manera cronológica, las últimas fotos eran las primeras. Esta organización de la información tiene el problema (si es que se puede llamar así) de que las mejores fotos, técnicas, por gusto personal, o las más visitadas, nunca llegues a verlas, porque cuando llevas unos minutos bajando en el timeline desistes y pasas a otra cosa.

Instagram anuncia que esto cambiará, y un algoritmo se encargará de «curar» los contenidos de acuerdo a tus gustos y al éxito propiamente dicho de las fotos. De manera que ahora en tu timeline aparecerán las mejores fotos, las más exitosas, y las que más te gustan según tus propios gustos anteriores.

Esto también tiene problemas. Y en este caso, creo que es un problema real. Además de que las peores fotos o las menos exitosas, tampoco las verás, y quizás sea tu objetivo.

En general se trata, una vez más, de la «Burbuja Filtrada» de la que he hablado en post anteriores.

Por ejemplo, Google, Facebook, filtran los resultados que ves según tu historial de actuación en Internet. Si Facebook sabe que te gustan las flores, no te preocupes que verás flores por todos lados, hasta en la publicidad segmentada y persecutoria, navegues dónde navegues.

En principio está bien que ahora Instagram muestre «resultados relevantes» para ti, ¿pero qué pasa con el resto de las fotos, el resto de la información que te pierdes porque un algoritmo decide qué es lo que quieres? No lo verás. Como tampoco veías antes lo que cronológicamente desaparece de tu vista. Pero hay una diferencia.

No es lo mismo que decidas ver lo que quieras ver cuando decidas verlo, así te pases la vida bajando en el timeline, que un algoritmo matemático decida qué debes ver. Dicho así, parece simple, «una ecuación», pero la fórmula la inventa un humano que interviene en las variables y «decide» lo que debes ver.

Presuponemos transparencia y buen hacer de Instagram, Facebook, Google, pero la corta historia de Internet y las sociedades, demuestra que quién maneja la información tiene Poder.

Instagram en la Empresa

Con este cambio, para las empresas y las marcas, si ya era difícil destacar, ahora lo será más, y la calidad de las fotos, en general la calidad de una línea de comunicación efectiva, será determinante:

para entrar en el selecto club de los contenidos curados de Instagram

lograr mayor visibilidad y reconocimiento.

Luces y Sombras de Instagram

Luces y Sombras de Instagram

En posts anteriores he hablado sobre Instagram, su evolución y utilidad. He comentado por ejemplo el sobreuso de los filtros, o la competencia que tienen las redes sociales cuando se trata el concepto «fotografía».

Comenté que había instalado Instagram en el móvil LG 610, lo usé, y lo desinstalé porque lo vi aburrido. Pero he vuelto a instalarlo para conocerlo más.

En primer lugar ha ocurrido un error de entendimiento entre la aplicación y el móvil. La aplicación bloquea al móvil cuando usa la cámara. Así que para poder subir fotos a Instagram, primero tomo fotos en el móvil dejando que sea este quien mande. Luego, busco la foto y la comparto en Instagram.

Este error me ha hecho caer en la cuenta que hay más facilidades creativas con la aplicación del móvil que con la aplicación de Instagram, porque en el móvil puedo modificar a mi gusto:

  • Luces
  • Luces altas
  • Sombras
  • Temperatura del color
  • Saturación
  • y además, tiene efectos predefinidos como el «Proceso Cruzado», muy usado en los filtros de Instagram.
  • O añadir ruido, o simular un gran angular con el efecto «ojo de pez».

En Instagram sólo puedo seleccionar algunos de los más de 20 filtros, quitar y poner marcos, difuminar el enfoque, y poco más.

Tener muchas opciones de filtros más que una ayuda lo veo un problema porque los filtros tienen nombre raros que no advierten fácilmente qué se pretende. Por ejemplo, para decidir cómo dejar la foto final es probable que pruebe muchos filtros antes de decidir.

Otro problema que no me gusta nada es dejar siempre la foto en recorte cuadrado, 1×1, por obligación. Los que saben de fotografía dicen que el formato cuadrado es uno de los más difíciles para crear sentido en composición.

Si tomo la foto con el móvil componiendo para 16:9, en vertical casi siempre, al subir la foto a Instagram ya sé que la foto puede perder efectividad. Lo más positivo de Instagram es lograr la inmediatez de la foto en cualquier lugar y momento para compartir en Internet y a su vez en otras redes. Y las limitaciones técnicas de la cámara del móvil por un lado, y las limitaciones de edición en Instagram por otro, hacen que lograr buenas fotos sea realmente un proceso creativo formidable. Es como un constante ejercicio para lograr la mejor foto posible en las peores condiciones.

He revisado la red Instagram y la verdad que he visto fotos magníficas. Sorprende lo que puede dar de sí la creatividad de la gente. Es increíble!

featured image

Filtros de Instagram hasta en la Sopa

Filtros de Instagram hasta en la Sopa

Hace ya tiempo vengo observando el sobreuso que se hace de los filtros de Instagram. Entiendo que ahora cualquiera al usar la aplicación puede hacer fotografías aceptables, al simplificar el proceso de edición de la foto a un click.

¿Pero qué pasará cuando veamos que las mayoría de las fotos en las redes sociales estén cortadas por la misma tijera? ¿Cómo apreciar entonces entre tanta igualdad de filtros las mejores fotos? ¿Dónde quedará pues la originalidad?

El Arte en cualquier disciplina, es arte porque destaca por encima del resto de trabajos, porque transmite innovación, visión de su autor, o responsabilidad social.

Ahora otros gigantes de Internet como Twitter, Google, o Yahoo, se suben al carro de los filtros, en algo que ya tiene un nombre pomposo como «La guerra de los filtros». Puedes seguir el hilo de la batalla en este otro post de Enrique Dans.

Lo que está claro, ante tanto filtro, es que el éxito de una foto dependerá en gran medida de su inmediatez o exclusividad del momento y en la composición de los elementos que integran la foto.

O dicho de otra manera. La visión fotográfica, el ojo fotográfico de quién toma la foto no se puede convertir en filtro. Y para estos tiempos, ahí reside el arte de la fotografía.