Descubre Canfranc Estación y alrededores

Descubre Canfranc Estación y alrededores

Uno de los lugares que no te puedes perder en tu visita a Aragón es la estación internacional de ferrocarril de Canfranc, diseñada por Fernando Ramírez de Dampierre, e inaugurada en 1928.

Esta construcción formó parte del proyecto de creación del paso fronterizo entre España y Francia a través de los Pirineos. Un edificio con solera rodeado de las montañas del Pirineo, algo espectacular de ver.

Canfranc Estación

La concentración de la mayor actividad se produce durante los años 40 como paso prioritario, utilizado por los protagonistas de la Segunda Guerra Mundial en sus estrategias de expansión y resistencia. Tras varios años de inactividad, se suspendió el paso en 1970 y se ha rehabilitado el edificio para otros usos.

Actualidad de Canfranc

Durante décadas la estación y sus alrededores quedaron abandonadas a su suerte, de alguna manera se convirtió en un cementerio de trenes ancianos, vagones huérfanos de asientos y pasajeros.

Se acaba de inaugurar la nueva estación en el año 2021. Aún no la hemos visitado, pero dicen que es preciosa.

Nos alegra haber capturado en su momento esa simbiosis entre metal y naturaleza, entre los vagones oxidados y la maleza. Los senderos seguirán allí, los árboles, los bosques todos en las montañas. Seguirán las estaciones y esos colores otoñales increíbles.

Alrededores de Canfranc

Para cuando decidas visitar Canfranc es probable que ya no estén los vagones viejos como museo de los años pasados, pero aún seguirán en pie los árboles gigantes de los senderos de Canfranc, una maravilla para visitar en Otoño cuando los colores oscilan entre rojo, amarillo y ocre.

featured image featured image featured image featured image

Los Pirineos desde el vértice geodésico de Punta Común

Los Pirineos desde el vértice geodésico de Punta Común

El pueblo de Agüero, ubicado en el prepirineo aragonés, está rodeado por varias sierras escarpadas y pedregosas, así como algunos picos de interés no muy altos como Punta Común, dónde a su vez hay un vértice geodésico.

En algunas publicaciones especializadas de montañismo en Internet comentan que la altura de Punta Común son 1191 metros, y allí la Red de Vértices Geodésicos españoles tiene uno de sus vértices, protegido con una placa que advierte de cometer un delito si el monolito de cemento es dañado.

Un punto o vértice Geodésico es un punto de interés y de ayuda que en su tiempo sirvió para cartografiar las alturas y desniveles del territorio español, mediante triangulación de otros vértices geodésicos. Estos vértices a menudo son utilizados como referencias a nivel nacional y regional.

Agüero es un pueblo que tiene muchos cazadores. En temporada de caza caminan todo el monte y los cotos llegan hasta Punta Común, y más allá. Así que ojo, si en temporada de caza andas por allí.

Pirineos a lo lejos desde Punta Común, Copyright © Amaury Cabrera

Pirineos a lo lejos desde Punta Común, Copyright © Amaury Cabrera

También mucha gente del pueblo, visitantes de fines de semana, caminan todos sus montes por los senderos y pistas antiguas que usaban los habitantes entre pueblos cercanos como Murillo de Gállego, Morán, San Felices, Santa Eulalia, el Frago, Fuencaldera, Carcavilla, Villalangua, y seguramente otros más, algunos pueblos ya desaparecidos como Salinas Viejo.

Y por supuesto, estos andarines de ciudad, suben a Punta Común para disfrutar de una panorámica única de los Pirineos y el Pantano de San Juan de la Peña, a vista de pájaro, o para ser más precisos, a vista de Qebrantahuesos (una pareja vive cerca en los Mallos de Agüero), o, a vista de Milanos y Buitres.

Para llegar a Punta Común puedes hacerlo directamente por el sendero de los Cazadores, recién limpio, y te toma no más de una hora y cuarto. Un camino precioso, pero cuesta arriba desde el mismo pueblo.

La otra forma es por el sendero de Carcavilla tomando un desvío hacia Punta Común, a veces, no muy marcado y pasa desapercibido. Es lo que tiene un campo vivo dónde la vegetación crece y los animales pasan «haciendo caminos» a veces falsos. Esta opción es más llana y quizás cueste un poquito más en tiempo.

Alrededores de Punta Común, Copyright © Amaury Cabrera

Alrededores de Punta Común, Copyright © Amaury Cabrera

Unos metros antes de llegar al vértice geodésico ya se abre la vista y se presenta al fondo buena parte de los Pirineos de Aragón. En días despejados y en ausencia de nieve es claramente visible picos como el Midi y el Castillo de Acher

La vista es espectacular tan solo a una hora del pueblo de Agüero. El Pirineo al fondo, y más cerca Peña Oroel dónde intuyes a Jaca. El Pantano de la Peña se ve parcialmente no en su totalidad, pero hermoso.

Hasta aquí, estos secretos del pueblo de Agüero que poco a poco vamos cubriendo con fotos como estas, y además vamos conociendo en primera persona. Te contamos más.

Sistema montañoso del pueblo de Agüero, Copyright © Amaury Cabrera

Sistema montañoso del pueblo de Agüero, Copyright © Amaury Cabrera

Debajo del punto Geodésico hay una lata oxidada que alberga las historias de los que han pasado por Punta Común, naturalmente muchos de ellos de Agüero. Es un ejercicio interesantísimo de respeto y sociabilidad, leer, compartir, y atrapar esas historias escritas rápidamente, para el siguiente caminante que pase por allí, como una advertencia, un entretenimiento, como un testimonio que da fe de mi paso por Punta Común. Y se lanza una pregunta entonces: ¿serás el siguiente caminante que llegue a Punta Común?

Ganadería, cultivar vacas como flores

Ganadería, cultivar vacas como flores

El Pirineo aragonés no solo es hermoso y un reclamo turístico de primer orden a nivel internacional, sino que también tiene muchos y muy buenos negocios entre sus valles y montañas. Por ejemplo, «Ternera del Valle de Aísa», una pequeña empresa familiar, padres e hijo, con tres o cuatros trabajadores empleados, que preparan la carne en sus instalaciones de Jaca.

«Ternera del Valle de Aísa» se dedica a la ganadería natural en el valle de Aísa. «Natural» que hoy es sinónimo de Sostenibilidad, y que viene a decir que las vacas pastorean como se hacía 2 ó 3 décadas atrás, sin química, sin estrés para los animales, al aire libre, sin cárceles de engorde.

Hoy la Ganadería es una de las industrias más importante para la sociedad, pero se ve amenazada por la Biotecnología. La Ciencia prevé que en un futuro comamos carne artificial cultivada en laboratorios. La excusa es el alto consumo de agua para producir un kilo de carne, pero empresas como Ternera del Valle de Aísa, demuestran que la ganadería puede ser sostenible.

Como pueden imaginar, nos encantó grabar este vídeo allí en el Pirineo, aire puro y naturaleza. También tuvimos especial cuidado con el sonido, transmitir un ambiente depende del sonido. Este es otro trabajo de minidocumentales como presentación de negocios para el Instituto Aragonés de Fomento.

Próximo post

Este post forma parte de nuestro compromiso con la Agenda 2030 para el desarrollo y equidad de la humanidad, nuestro compromiso divulgativo y de comunicación.

ACMEDIA

    Nombre (requerido)

    Email (requerido)

    Móvil

    Interés

    Mensaje

    Senderismo con raquetas de nieve en el Pirineo

    Senderismo con raquetas de nieve en el Pirineo

    El Club Alpino de la Universidad (CAU) suele hacer actividades de montaña y senderismo a lo largo del año. Al comienzo de la primavera es la época ideal para practicar senderismo, en especial raquetas de nieve.

    Como otros años, hemos realizado una excursión con la CAU aprovechando que aún queda nieve en el Pirineo, y al paso que va el calentamiento del clima, sólo veremos nieve en fotografías como estas.

    Hemos subido el pico Canal Roya a una altura de 2349 metros, desde el Portalet, en los confines de Aragón y comienzo de La France. Subimos un total de 33 personas locas por la nieve y el deporte de montaña.

    El sol era violento. No había nubes suficientes en la cúpula del cielo, apenas unas nubecillas como dibujadas. En fin, un día excelente, calor, cansancio, placer de practicar deporte, mover el cuerpo, y estar vivo.

    Benasque 2015 Raquetas y Alud en los Llanos del Hospital

    Benasque 2015 Raquetas y Alud en los Llanos del Hospital

    Benasque, para una excursión con raquetas por esas montañas mágicas del Pirineo.

    Fin de semana en Benasque, Río Ésera, y los LLanos del Hospital

    Fin de semana en Benasque, Río Ésera, y los LLanos del Hospital

    Los hijos todos van juntos al cole y nada como extender la escuela al fin de semana en una especie de  hermandad fraterna inviolable. El destino era el Campamento de Montañeros en Benasque, un pueblo entretenedor en el Pirineo aragonés, perfecto, bonito, diseñado para el turismo de montaña en cualquier época del año.

    Los padres se unieron en un viaje sin precedentes más allá de la rutina y los escasos saludos en la puerta de entrada al cole. La montaña une. Y si no que lo cuente el burro mordedor que salió a nuestro paso y que hizo que saliésemos corriendo montaña arriba, colaborando.

    El paseo por el río Ésera con el arcoíris al fondo, estampa impredecible. El camino por momentos desaparecido con las últimas lluvias y riadas, por lo que había que ingeniárselas para saltar sobre piedras lisas y minipuentes de papel.

    Un tiempo de calor horrible, a destiempo, a deshora, cuando en Abril se supone que el fresquito ayuda a los paseos extenuantes por la nieve de los Llanos del Hospital, un poco más allá de Benasque, la última frontera con Francia. El calor y el polvo de África se mezcló lo suficiente para romper el inmaculado blanco de la nieve.

    Los aludes nos perseguían cuando nuestros pasos enfundaban raquetas para la nieve. Una señal nos advirtió que al menos estábamos a 2 metros del suelo. O visto de otra forma, que podíamos tocar las copas de los pinos más jóvenes. Golpes húmedos. Culos fríos. Caídas necesarias en la nieve que sin ellas se corre el riesgo de ser tildado de mentiroso: ¡no esquiaste!, o que fuese aburrido esquiar, raquetear, montar en burro, aunque en los Llanos no había asnos, pero da igual. Lo importante fue, y ha sido siempre, que los padres y los niños intercambiaron papeles de afecto, amistad, y colaboración. También puedes ver más fotos de Benasque pueblo, sus casas, puertas y ventanas, en Portfolio Fotografía, Viajes!

    Vino y Fotografía, de Bespén a Nueva York

    Vino y Fotografía, de Bespén a Nueva York

    Regresaba desde Bespén a Zaragoza, y tuvimos que parar en la carretera para fotografiar al Prepirineo de Huesca, nevado. Dicen los viejos de Aragón que antes la nieve era abundante. Hoy dicen que casi no aparece. Y ver la nieve, aunque sea desde lejos, es un espectáculo.

    Regresaba de Bespén, un pueblo diminuto de apenas 40 habitantes, pero con un vino Somontano de altísima calidad. Baste decir, que cualquiera no entra en el mercado de Estados Unidos y se codea con lo más selecto en Nueva York. A que suena raro: «De Bespén a Nueva York».

    Pues en colaboración con un artista, estamos en negociaciones para desarrollar vídeos plásticos. La idea es súper interesante y cuando tengamos prueba de ello, veremos el resultado.

    Mientras tanto, miro al Prepirineo nevado, imaginando estar allí.