El poder de las palabras

El poder de las palabras
Los libros son hijos de la mente.
Kitaplar aklın çocuklaridir

Palabras. Abrir un libro. Ese maravilloso momento de incertidumbre y deseo. De no saber qué te hará sentir. De no imaginar qué historias te contará, ni qué nuevos personajes te acompañarán en tu camino.

Un libro es un amigo. Un gran amigo. No te pide nada a cambio, salvo tu compañía. Y un mínimo de paciencia tal vez. Un poco de calma para no desesperar cuando el desenlace todavía no llega.

Quienes amamos los libros y la literatura sabemos que las palabras tienen más fuerza y poder que nada en el mundo. Puede que haya quien afirme que una imagen vale más que mil palabras, pero… ¿de verdad es así? No estoy de acuerdo.

No importa todo el sentimiento que consiga transmitir una imagen. Nunca podrá igualarse a la sensación de paz que te invade cuando Murakami susurra sus palabras. A esa naturalidad de Galdós para narrarnos la cotidianidad de sus personajes. A la trágica fuerza de las mujeres de Simon de Beauvoir. A la inquietud y sorpresa que nos provoca Ionescu.